miércoles, 14 de octubre de 2009

La familia del chico asesinado en Tigre pidió que la gente aporte información

EL DETENIDO NEGO ESTAR INVOLUCRADO EN EL CRIMEN
Clarin 14-10-09
"A mi hermano lo mataron a sangre fría, adentro de mi casa, en mi habitación, al lado de mi cama. Y los asesinos respiran, andan sueltos por ahí", dijo anoche muy conmovida Florencia Urbani. La chica habló durante una concentración que se hizo en el playón de la estación de trenes de Tigre y pidió la colaboración "de todos los que puedan aportar datos para dar con los asesinos de Santiago".A la marcha asistió un nutrido grupo de vecinos que copó el lugar con fotos de Santiago y un reclamo unánime: "Justicia y Seguridad". Además participaron de la concentración las Madres del Dolor, Isabel Yaconis y Viviam Perrone.También estuvo el cura párroco de la zona, Roberto Barón, quien dijo que "en 35 años de sacerdocio jamás estuve en un entierro tan triste como el de Santiago", a quien definió como "un chico lleno de vida".Por la tarde, durante más de dos horas, declaró ante el fiscal Cosme Iribarren el único detenido que de la causa. Carlos Daniel Gálvez (34) aseguró que es inocente y dijo que a la hora del crimen estaba durmiendo en su casa.Gálvez, alias "El Pájaro", fue detenido el lunes a la noche por la Policía durante una serie de allanamientos realizados en el barrio San Pablo, de Tigre. Para los investigadores, él fue quien prendió fuego el Chevrolet Corsa de Santiago en una zona descampada de Garín. Pero no descartan que también haya participado del robo, junto a dos hermanos que hasta anoche seguían prófugos.La defensora de Gálvez, Mónica Chiribin, aseguró que su defendido "es ajeno al hecho" y luego agregó: "No estaría bien usar a una persona como chivo expiatorio sólo porque tiene antecedentes". La abogada dijo que tiene testigos para aportar a la causa que pueden asegurar dónde estaba Gálvez a la hora del crimen.En cambio, fuentes judiciales dijeron que hay testigos que vieron a Gálvez cuando prendía fuego el auto. Las próximas medidas que dispuso el fiscal Iribarren serán analizar las llamadas entrantes y salientes del celular del imputado y someterlo a una rueda de reconocimiento.El asesinato de Santiago ocurrió el sábado poco después de las 3,30, cuando el joven regresó a su casa de Tigre. Cuatro asaltantes lo interceptaron y lo llevaron adentro, donde estaban su madre y su hermana durmiendo. Después de robar algunos objetos y dinero, le dieron dos tiros en la cabeza.El lunes, el intendente de Tigre, Sergio Massa, denunció que los dos policías que estaban a cargo de patrullar la zona se quedaron dormidos en el patrullero. El ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, los desafectó de inmediato y comenzó una investigación. Fuentes policiales revelaron que el primer patrullero en llegar a la escena del crimen fue el de la cuadrícula vecina y lo hizo a las 3,54, trece minutos después de que la madre de Santiago llamara al 911.También se sospechó que en la comisaría de Garín no habían tomado una denuncia del robo del auto que usaron los ladrones para ir a la casa de Urbani. Pero ayer el Ministerio de Seguridad aseguró en un comunicado que "Asuntos Internos certificó que la denuncia del robo del Renault 18 (...) fue registrado en tiempo y forma por la comisaría de Garín".Ayer se supo además que el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, dispuso que otros dos fiscales colaboren con Irribarren en la investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada