miércoles, 29 de septiembre de 2010

Secuestran y asesinan a un chico de un tiro a quemarropa

30/09/10 Matías Berardi tenía 16 años. Fue capturado cuando regresaba de bailar.

PorSergio Dima
La polémica sobre las cifras de inseguridad en la provincia de Buenos Aires quedó sepultada ayer por el peso de la realidad: Matías Berardi, un adolescente de 16 años que había sido secuestrado la madrugada del martes en Ingeniero Maschwitz, apareció asesinado, semidesnudo y con un balazo a quemarropa por la espalda , en un descampado lindero a la Ruta Provincial 6, en el barrio Las Acacias, de Campana.


VICTIMA. MATIAS FUE SECUESTRADO CUANDO REGRESABA DE UN BAILE DE EGRESADOS EN

El caso (supuestamente una captura al voleo), movilizó a las autoridades bonaerenses. El cuerpo fue encontrado cerca de las seis de la tarde por un baqueano de la zona que lo vio tirado a un costado de un camino interno. Poco después, llegaron al lugar el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, el jefe de la Policía provincial, Juan Carlos Paggi, y el jefe de Investigaciones de la fuerza, Hugo Matzking. También estuvo el padre de Matías, que es veterinario.

“Este es un caso muy extraño, no es un caso común.

No parece que haya intentado escapar. Más parece una ejecución ”, dijo sin dar más precisiones el ministro Casal, quien pidió ayuda a “cualquier testigo” que haya visto al chico en la zona de Maschwitz.

La trágica historia de Matías –hace dos años que no se registra un caso semejante– comenzó la madrugada del martes. El chico había ido a una fiesta de egresados de un colegio de San Isidro en la disco Pachá, ubicada en la Costanera Norte de la Capital Federal.

De allí salió en una combi alquilada especialmente por los padres, junto a su grupo de amigos. Se bajó en el cruce de Ruta 26 y Panamerica, en Maschwitz, donde hay una estación de servicio. Su plan era tomarse algo para llegar a su casa en un country de Pilar.

Matías se bajó de la combi a las 5.30 de la mañana del martes.

A las 6.20 sus padres recibieron el primer llamado extorsivo . La Policía supone que fue sorprendido por sus secuestradores no bien se bajó de la combi.

De acuerdo a una versión, la primera llamada la hizo el propio Matias que, llorando, les dijo a sus padres que había sido secuestrado . Sin embargo, fuentes judiciales aseguraron que fue uno de los secuestradores el que llamó y que, sorprendentemente, pidió un rescate de sólo 500 pesos . “Luego fueron subiendo el monto y, según la familia, cada vez parecían más profesionales”, explicó a Clarín una fuente del caso.

Los Berardi no dudaron e hicieron la denuncia policial: a las ocho de la mañana llamaron al 911. “De todas maneras, la Policía sólo pudo grabar una conversación. La última fue a las 20.20 del martes. Después cortaron todo contacto ”, agregó la fuente consultada.

Las fuentes coincidían ayer en que luego de varias conversaciones se llegó a un acuerdo para el pago de 6.000 pesos, que iban a ser entregados el martes a la noche, pero los secuestradores interrumpieron sorpresivamente las comunicaciones Por lo que trascendió ayer –en medio del secreto de sumario impuesto por la Justicia federal de Campana– el secuestrador que hablaba con la familia era muy violento . Los investigadores creen que la banda era poco profesional y que no siguieron adelante con el pedido de rescate porque, por alguna razón, todo terminó en el homicidio.

Una hipótesis que maneja el fiscal federal de Campana, Orlando Bosca, es que los secuestradores mataron al chico porque éste intentó escapar, aunque el balazo que tenía en la espalda fue hecho a quemarropa .

El cuerpo de Matías fue encontrado sin zapatillas, remera ni campera . Estaba boca abajo. A un costado, la Policía Científica halló su celular totalmente destrozado. Ayer fue trasladado a la Morgue de Campana, acompañado por su padre, que había llegado al lugar para hacer el reconocimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada